¡ENHORABUENA,
WAYPOINT ENCONTRADO!

¡HAS LLEGADO A VILLANUEVA DEL DUQUE!

Waypoint e información por cortesía de la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches.

VILLANUEVA DEL DUQUE

Población: 1.895 habitantes

Gentilicio: Villaduqueños

Antes Villanueva del Marqués. Morada de la Virgen de Guía y de la omnipresente cigüeña. Agujereado su término por una intensa actividad minera en el pasado siglo. Hoy, numerosos pozos abandonados han quedado como testigos de un esplendoroso pasado como El Soldado, en cuyas casas mineras nació Aurelio Teno, escultor de reconocido prestigio internacional, o Las Morras, primera explotación de galena argentífera de Europa. Otros cuatro pueblos comparten la adoración a la Virgen de Guía y han hecho de la ermita centro de sus devociones marianas.

En torno a ella celebran los villaduqueños sus fiestas mayores al recibir con danzas la imagen de regresa de Hinojosa del Duque. Otro edificio interesante es la parroquia de San Mateo. Sus platos surgen mayoritariamente de las tradicionales matanzas y de las fiestas populares: relleno, lechón frito, migas y cachorreñas.

Villanueva del Duque fue fundada en los siglos bajomedievales, aunque este territorio tuvo una notable importancia durante la época árabe, ya que en su término se asentó en clan bereber de Kazan, como atestiguan los restos aparecidos en el denominado como Castillo de la Morra. Posteriormente, junto al paraje denominado El Retamal, surgiría Villanueva de las Viñas, denominación que mantendría hasta 1.533, cuando pasó a llamarse del duque a consecuencia del enlace matrimonial entre el Conde de Belalcázar y la Duquesa de Béjar. En 1.631 recibió de manos de Felipe IV el título de villa, independizándose de esta forma de la vecina localidad de Hinojosa. Villanueva del Duque vivió su mayor época de esplendor en las primeras décadas del siglo XX, gracias a la riqueza minera de su subsuelo que dio lugar a importantes explotaciones como las del Soldado o Las Morras, en cuyo camino se encuentra la ermita de San Gregorio, una edificación del siglo XVI.

Iglesia de San Mateo

La construcción de este templo se inició a finales del siglo XV, aunque por escasez económica no fue acabado hasta 1.690. Presenta una sola nave dividida en cinco tramos coronada por una bóveda de cañón con lunetos y arcos fajones. Al presbiterio da acceso un arco apuntado, estando cubierto este espacio por una cúpula que se eleva sobre pechinas.

La iglesia también tiene cinco capillas de planta cuadrada cubiertas por bóvedas de arista. En el exterior destaca la torre de dos cuerpos y planta cuadrada que cobija en la parte inferior la portada principal. Por el contrario, la portada lateral está situada entre contrafuertes, estando el conjunto formado por un arco de medio punto enmarcado por pilastras toscazas y frontón triangular partido.

Ermita de la Virgen de Guia

La actual construcción data del siglo XVI y tiene tres naves separadas por arcos apuntados que descansan sobre columnas de granito. El presbiterio está cubierto por una bóveda de crucería. Todo este espacio está recubierto de pinturas murales que representan escenas de la Virgen de Guía y los Evangelistas. Cierra este ábside una monumental reja de hierro forjado donada por Torremilano (actual Dos Torres).

Esta ermita y esta imagen constituyen uno de los mejores ejemplo de devoción supralocal existente en España, ya que es compartida por cinco localidades: Alcaracejos, Hinojosa del Duque, Fuente la Lancha, Dos Torres y Villanueva del Duque, existiendo varios mitos sobre el origen de este fervor, que por otro lado, está íntimamente vinculado a la reconquista cristiana de estas tierras.